Las frutas que puede comer el perro

Perro

Antes de darle al perro cualquier fruta o alimento que no forma parte de su alimentación, conviene consultar con el veterinario o con un nutricionista canino, porque podría ser alérgico o intolerante a alguna cosa, o tener una enfermedad que no le permita ingerir ciertos productos. También debe consumir frutas en pequeñas cantidades, porque no deben ser solamente un complemento para darle de vez en cuando, para cubrir las carencias de su alimentación en antioxidantes, por ejemplo.

Por lo general, a la comida seca para perros le falta antioxidantes, ideales para prevenir enfermedades del corazón y el cáncer. Una de las mejores frutas para el perro, rica en antioxidantes, son los arándanos. Estos presentan unas pepitas muy finas, que se deben quitar antes de dar este fruto al perro, porque no está recomendado que las ingiera.

Los perros pueden comer cantidades moderadas de manzanas pero sin pepitas. Todos los huesos y pepitas de las frutas son tóxicos para los perros, y conllevan problemas respiratorios, reacciones alérgicas o intolerancias. Antes de dar una manzana al perro, conviene lavarlas bien y quitarle las pepitas cortándola en pequeños pedazos. La manzana es un excelente digestivo, que ayuda a combatir los problemas de digestión y la diarrea.

Otra fruta permitida para el perro es el plátano. Su cantidad de fibras puede ser beneficiosa si se dan cantidades reducidas. Si el perro sufre diarrea, el plátano puede ayudar a combatirla. Por supuesto conviene quitarle la piel antes de dársela y cortarlo en trozos. Los plátanos son una gran fuente de minerales, que le suele faltar a la alimentación para perros, por eso darle un plátano antes de su comida le puede aportar muchos beneficios.

Los albaricoques también forman parte de la lista de frutas que pueden comer los perros a condición de quitarles el hueso central que es tóxico. Entre todas sus propiedades, el albaricoque es rico en hierro y en fibras solubles, ideal para que el organismo del animal funcione correctamente y ayude a su tránsito intestinal.

Las fresas son una fuente natural de vitamina C, cuyas propiedades antioxidantes son el principal beneficio. Gracias a ellas se pueden eliminar los radicales libres del organismo del animal, y mantener la salud de su pelaje y de todo su cuerpo en general. Las fresas son también excelentes diuréticos, buenos para el tránsito intestinal y los huesos.


Escribe un comentario