Las especies de animales más amenazadas por el hombre

Leopardo

El leopardo de Amur es víctima de la caza furtiva, de los incendios de la savana y de la deforestación. En el espacio de unos 30 años, esta especie ha perdido cerca del 80 por ciento de su hábitat y sufre la insuficiencia de sus presas. Como resultado, los leopardos de Amur están actualmente en un número de 30 a 65 en estado salvaje.

El más hermoso de todos los animales felinos forma parte de las especies más amenazadas. En efecto, los Tigres de Siberia se han reducido a un número de 360 ejemplares. Están expuestos a amenazas tales como la deforestación y la caza furtiva. La piel del tigre de Siberia se vende a un precio muy alto en Asia y sus huesos se utilizan en la medicina china.

Con solo 2400 a 2800 ejemplares, el elefante de Sumatra está en peligro crítico de extinción. En sólo 25 años, el número de ejemplares se ha visto reducido a la mitad. Viviendo en Indonesia en la isla de Sumatra, este elefante está amenazado por la deforestación que arrasa el 70 por ciento de su hábitat.

Cazado y matado por sus cuernos, el rinoceronte de Java es objeto de una caza furtiva ilícita. En efecto, sus huesos sirven para fabricar recetas afrodisíacas en la medicina china. Hoy en día, no existen más que 50 rinocerontes de Java conservados en un parque de Indonesia.

En 15 años, más del 70 por ciento de las tortugas laúd han desaparecido. Esta desaparición es sobre todo debido a la contaminación del mar provocada por la urbanización de las costas. Como los huevos de esas tortugas son muy apreciados en el mercado, se convierten en objetivo prioritario de los cazadores furtivos y de los pescadores.

Viviendo en la isla de Madagascar, el lémur bambú dorado está en vías de desaparición por culpa de la deforestación, la contaminación, los incendios de la savana y la caza. Frente a sus muchas amenazas, tan sólo quedan 60 ejemplares de lémur bambú dorado en estado salvaje.

En un siglo, la población de orangutanes se ha visto reducida en un 91 por ciento tras la deforestación masiva. Tan sólo quedan 6500 supervivientes.


Escribe un comentario