Las celebraciones del 4 de julio

Fuegos artificiales durante el 4 de julio

Fuegos artificiales en Nueva York durante el 4 de julio

Estados Unidos celebra en el Día de la Independencia que el 4 de julio de 1776 los miembros del Segundo Congreso Continental se reunieron en la ciudad de Filadelfia para aprobar el borrador final de la Declaración de Independencia.

El 4 de julio siguiente, varias ciudades estadounidenses celebraron el primer aniversario de ese importante día, repicando sus campanas, disparando cañones, encendiendo velas y haciendo estallar petardos.

Durante la Guerra de Independencia, las celebraciones del 4 de julio fueron modestas, pero al terminar este conflicto (algo que se produjo el 3 de septiembre de 1783), algunos lugares lo declararon día festivo, aunque no fue hasta 1941 que el Congreso lo convirtió en fiesta nacional.

Debido a su carácter patriótico, las celebraciones del 4 de julio incluyen eventos militares y desfiles, mientras que en su lado familiar encontramos excursiones a la playa, picnics, partidos de béisbol y, por supuesto, ir a presenciar los fuegos artificiales, que son el aspecto con el que más se suele relacionar ese día fuera de las fronteras estadounidenses. Algunas de las comidas típicas del Día de la Independencia son los perritos calientes, las hamburguesas, las mazorcas, la ensalada de col y las almejas al horno.

El 4 de julio se celebra en todo el país, aunque son los eventos que tienen lugar en las ciudades históricas de Boston y Filadelfia los que están consideradas como los más importantes, atrayendo también a las mayores multitudes. Boston ofrece un concierto televisado desde la ribera del río Charles, mientras que Filadelfia escenifica momentos históricos en su Independence Hall, donde también se lee la Declaración de Independencia.


Escribe un comentario