Las calorías de los frutos secos

frutos-secos

Con la llegada del otoño, las variedades de frutas de temporada disminuyen, pero para compensar esta falta de frutas, podemos decantarnos por los frutos secos que son muy buenos para la salud.

Entre los frutos con cáscara y las frutas deshidratadas, los frutos secos están llenos de vitaminas y son deliciosos, tanto unos como otros. Los frutos secos se adaptan bien en recetas saladas como dulces y se integran en una multitud de platos: carnes, verduras, repostería, etc.

Entre todas las variedades de frutos secos, distinguimos los frutos naturalmente secos y las frutas deshidratadas que se conservan así más tiempo que las frutas frescas. Los frutos naturalmente secos abarcan todas las variedades de nuez, pero también pistachos, piñones, almendra y cacahuete.

A nivel de las calorías, hay que saber que 100g de almendras representan 634 calorías, y 660 calorías por 100g de nuez, que es la que mayor tasa de calorías contiene, comparada con la nuez de caoba que contiene 92 calorías en 10 nueces.

Entre las frutas deshidratadas encontramos el albaricoque, rico en glúcidos y que aporta 272 calorías por 100g, el dátil y sus 306 calorías por 100g o la ciruela pasa que sólo tiene un valor energético de 30 calorías. Al aportar los frutos secos muchos glúcidos, son ampliamente aconsejados en el marco de una actividad deportiva porque aportan una buena reserva de energía.


Escribe un comentario