Lamari habla de sus sentimientos hacia Chambao

Lamari, de Chambao

Lamari, la popular cantante de la banda Chambao ha charlado con los compañeros del diario El Mundo sobre su carrera, sus sentimientos hacia Chambao y su experiencia con el cáncer, dejando declaraciones verdaderamente interesantes de las cuales rescatamos alguna de ellas.

Al ser preguntada por el mejor momento vivido como integrante de Chambao, la artista contesta que “hay muchos momentos buenos. Es difícil quedarse con uno. Me quedo con el momento en el que, cuando me diagnostican cáncer y me dan la primera quimio, decido avanzar sola. Ahí hay un parón, digo ‘paso de todo y me voy a dedicar a mi salud’. Pero me doy la primera quimio y veo que el cuerpo reacciona normal, que sólo es el pelo, y en ese momento empiezo en solitario con Chambao con una energía increíble. Me acerco más a la discográfica, me implico más, y me meto de lleno en todo el proceso de la música.Me acerco a toda la gente que participa en un concierto, desde los que cargan y descargan, o a los ayuntamientos y a los promotores, porque me entró mucha hambre de conocer todo este mundo por dentro”.

Afirma también que nunca pensó en tirar la toalla: “He pensado en encauzarlo de otras maneras diferentes que hay, y he ido adaptándolo a otras etapas de mi vida. Ahora mismo no vivo Chambao como en 2002. Maduras como persona y te das cuenta de que hay más cosas importante en la vida. Con el tiempo, vas serenándote. Tirar la toalla, no; pero llevarlo con otro tipo de energía y de constancia, sí”.

Ha hablado también sobre el hecho de quedarse sola en la banda:  “En alguna entrevista, me han llegado a preguntar que qué pasaba, que, como éramos cuatro y me quedé yo sola, que si nadie me soporta. Y eso te hace pensar ‘joder, qué pena, se me ve desde fuera así’. Pero no tengo que pedir explicaciones ni darlas.Sigo en Chambao porque me gusta hacer música. En el camino se quedaron tres componentes del grupo que tuvieron la opción de elegir. Con lo del cáncer pensé ‘aquí se acaba Chambao para ti’. Pero fue al revés. Me dieron unas ganas de seguir enormes. Y mientras vas escuchando cosas de la gente. Por eso no suelo leer entrevistas, ni ver el facebook, ni entrar a los foros de internet. Porque esas cosas no me dan igual. Me hacen daño. Por ejemplo, dicen que ya no hacemos flamenco chill, que ahora hacemos pop y me quedo flipada. Y me pregunto si el flamenco chill lo inventamos nosotros o no, que ahora va a venir la gente a decirte lo que es flamenco chill. Sólo se trata de jugar con la fusión.”

Y finalmente ha aportado su valioso testimonio en lo que a la lucha contra el cáncer se refiere afirmando que “es una lotería. Y el de mama, más todavía. Hay muchos. Te toca y ya está. Lo que sí aprendí fue a relativizar el miedo. Y aprendí todo lo que uno va aprendiendo conforme anda por la vida. Cuando te pasa algo chungo, si lo ves con un poco de distancia, no tan de cerca, le puedes encontrar otro sentido. Aprendí a serenarme cuando no podía más, a disfrutar de la vida a tope y de mi familia y la gente a la que quiero. Aprendí a ensuciarme la ropa, a despeinarme y a tirarme al suelo con mis perros. Uno no es menos adulto porque lleve la camisa con una mancha”.

Más información – Música en la web

Foto – El Mundo

Fuente – El Mundo


Categorías

Música

Diego Calatayud

Licenciado en Filología Hispánica y amante de la literatura. Trabajo en varios de los blogs de esta misma red y creo que la cultura debería ser la... Ver perfil ›

Escribe un comentario