La selección española de fútbol sucumbe en el infierno amarillo de Brasil

Brasil, Copa Confederaciones

La selección española de fútbol no pudo hacerse con el único trofeo que falta en sus vitrinas. Cayó derrotada ayer en el estadio de Maracaná ante Brasil por 3-0 en la gran final de la Copa Confederaciones.

La enorme motivación con la que salió al campo la selección de Brasil resultó en el primer gol del encuentro cuando apenas se habían disputado dos minutos de juego. El gol lo hizo Fred tras una serie de desafortunados rechaces en el área de España.

La total entrega de los futbolistas brasileños, que realizaban una asfixiante presión por todo el campo, tenía su réplica en las gradas, desde donde los aficionados se convirtieron en el jugador número 12 al silbar fuertemente todas y cada una de las posesiones de España, como ya habían hecho en los anteriores encuentros de la ‘roja’ en la Copa Confederaciones.

Aún así, pese a tener el factor ambiental en contra (al que, por cierto, se sumó el árbitro en algunas acciones) y habiendo descansado un día menos que Brasil, España tuvo el empate en las botas del jugador del F.C. Barcelona, Pedro Rodríguez, aunque una acción milagrosa del central David Luiz bajo palos evitó el gol.

Y de lo que pudo ser el empate, se pasó al 2-0, obra de Neymar, que hizo un roto en la defensa de la selección española, poniendo de paso en evidencia a Arbeloa, que fue sustituido en el descanso por Vicente Del Bosque después de cometer numerosos errores, tanto de marcaje como en pases.

La segunda parte comenzó como la primera, con gol de Brasil nada más empezar, otra vez de Fred. El 3-0 se mantendría hasta el pitido final, aunque ambos equipos tuvieron ocasiones para marcar más goles; Sergio Ramos marró un penalti para España que pudo haber hecho dudar a los brasileños.

Brasil, que guardó el mejor partido de la competición para la final contra la selección española, logra que la Copa Confederaciones 2013 se quede en casa, aunque, sin quitarle mérito a su triunfo, los aficionados al fútbol nos quedamos con las ganas de ver un Brasil-España jugado de igual a igual, con ambos equipos igual de descansados y con un factor ambiente más imparcial, ya que queda la sensación de que la diferencia que se vio anoche no es, ni mucho menos, la real.

Más información – Selección española de fútbol jugará la final de la Copa Confederaciones

Foto – As


Escribe un comentario