La razón de la longevidad de las mujeres frente a los hombres

Vejez

Unos estudios científicos han demostrado que las mujeres son más fuertes, biológicamente hablando. Actualmente, bien que a nivel social las mujeres están todavía desfavorecidas, en cuanto a la salud, están generalmente más en forma que los hombres. La esperanza de vida de los hombres se sitúa entre los 75 y 80 años, mientras que la de las mujeres se sitúa entre los 80 y los 85 años.

Los embriones femeninos se desarrollan generalmente con mayor rapidez durante la gestación, mientras que el embrión masculino tarda más tiempo en desarrollarse en el útero. Para ciertos médicos, este proceso más lento conlleva un desarrollo incompleto de los órganos que tienen tendencia a morir antes.

Generalmente, los hombres cometen mayores imprudencias, se ponen voluntariamente en situaciones peligrosas. Las mujeres tienen tendencia a ser más prudentes, lo que hace que ellas se expongan menos a los riesgos. Según ciertos expertos, se trata igualmente de un hecho científico. El lóbulo frontal del cerebro, la parte responsable del cálculo de los riesgos, se desarrolla más lentamente en los hombres que en las mujeres.

Otra razón que explica que las mujeres tienen tendencia a vivir más tiempo que los hombres es la aparición más tardía en ellas de enfermedades cardiovasculares. Mientras que los hombres se ven confrontados a estos problemas a partir de los 30 ó 40 años, las mujeres sufren generalmente problemas de salud diez años más tarde. Una de las explicaciones científicas a esto es la menstruación.

Con la llegada de la menopausia, la mujer está menos protegida y es más vulnerable a estas enfermedades. El estrógeno producido durante la menstruación hace que las arterias sean más resistentes y flexibles.

Curiosamente la longevidad de las mujeres está relacionada igualmente con el hecho de poder establecer relaciones sociales mucho más fuertes que los hombres. La expresión de los sentimientos, la voluntad de vivir y de combatir, suelen ser más específicos en las mujeres. Por esta razón conservar relaciones sociales y de amistad a una cierta edad contribuye a aumentar la calidad de vida, y con ella, la esperanza.


Escribe un comentario