La pedagogía de Maria Montessori

 Pedagogia

Nacida en 1870 en Italia, Maria Montessori, doctora en medicina, se consagró a la educación de los niños “retrasados mentales” antes de ampliar su pedagogía a otros niños, y fundó su escuela en Roma en 1907. En su origen, sus trabajos y su escuela estaban destinados a los niños desfavorecidos (concretamente a los niños retrasados).

La frase clave de la pedagogía Montessori es “Ayúdame a hacerlo solo”. Esta pedagogía está fundamentada en la voluntad de ayudar al niño a construirse y a desarrollar su autonomía a partir de la observación de sus ritmos de desarrollo.

El desarrollo del niño pequeño pasa por fases de sensibilidad durante las cuales es naturalmente más receptivo al aprendizaje de ciertos conocimientos. El método Montessori intenta ayudar al niño a descubrir por sí mismo unos conocimientos y experiencias nuevos, utilizando todos sus sentidos.

Las ideas básicas de la pedagogía Montessori: Respeto de la libre elección del niño en el trabajo de respeto y uso de los tiempos de aprendizaje de cada niño. Todo trabajo comenzado debe estar preparado, realizado, terminado, evaluado y eventualmente corregido en caso de error.

El niño explora con todos sus sentidos el derecho a equivocarse. La libertad de cada uno se termina en la de los demás. Todas las disciplinas están relacionadas con la búsqueda y el descubrimiento del placer de aprender. La adquisición de competencias es tan importante como la adquisición de conocimientos. Los adultos educadores se ponen al servicio del niño para ayudarle a convertirse en una persona libre.


Escribe un comentario