La Leyenda del Rómulo y Remo

Con la leyenda de Rómulo y Remo se busca darle un origen mitológico y mucho más especial a la Roma Clásica, siendo estos dos personajes nietos del destronado rey de Alba Longa llamado Numitor, quien fuera traicionado por su hermano Amulio, mandando además a la hija de Numitor, Rea Silvia a ser sacerdotisa para que se mantenga virgen.

Pese a ello Rea Silvia engendraría a los hijos del dios Marte, los mellizos Rómulo y Remo, los cuales para ser salvados de las manos de Amulio terminaron siendo lanzados al río Tiber en una canasta.

Fue una loba, conocida como Luperca, la que recogió a los bebés, los cuidó y amamantó hasta que una pareja de pastores luego los cuidará. En su adultez los mellizos se enterarían de sus orígenes, encargándose así de devolver el trono de Alba Longa a su abuelo Numitor, quien en gratitud les dio la posibilidad de crear una colonia a las orillas del Tiber, donde por discusiones sobre donde crear la ciudad Rómulo mató a Remo, siendo al fin al cabo el sobreviviente de los hermanos el primer rey de Roma, la ciudad fundada en cuestión.

Como dato extra bien vale mencionar que Rómulo y Remo son descendientes lejanos de Eneas, el héroe de origen troyano, siendo a su vez su hijo Ascanio el que fundara Alba Longa.

Según la tradición romana, Rómulo nació en el año 771 antes de Cristo y murió en el 717 antes de Cristo, mientras que Remo nació en el 771 antes de Cristo y murió en el 753 antes de Cristo.

Foto: Nuestra Historia Escrita


Escribe un comentario