La Leyenda del Minotauro

De la cultura griega uno de sus mitos más populares era el del minotauro (Toro de Minos), un monstruo poseedor de cuerpo humano y cabeza de toro, el cual tiene una historia más amplia que la del laberinto en el cual se le condenó vivir.

En sí fue hijo de Pasifae, la esposa del rey Minos de Creta, y de un mágico toro blanco que emergió de los mares enviado por Poseidón, el famoso dios de los mares. Este dios mandó al toro como parte de una venganza contra las ofensas realizadas por Minos, cayendo Pasifae rápidamente en amor hacia el animal. De esta unión nació el Minotauro, bestia que se alimentaba de carne humana.

Debido a la vergüenza que era para Minos se mandó a Dédalo para que creara un laberinto, en la ciudad de Cnosos en la isla de Creta, para que el Minotauro fuera encerrado y nunca escape.

Cada nueve años se le enviaba siete chicos y chicas para que se pueda alimentar de ellos, los cuales servían de tributo a Atenas, siendo en una de esas ocasiones que el valiente Teseo decide ir para matar al minotauro y salvar a su pueblo. Teseo lograría su cometido y con la ayuda de Ariadna, hija del rey de quien se enamoraría, también llegaría a escapar del laberinto gracias al ovillo de hilo con el cual pudo marcar el camino de vuelta.

Más información: El Minotauro

Foto: Necrodomo


Escribe un comentario