La invención de la pila eléctrica

Pila

Preludio a la invención de la pila eléctrica, el médico italiano Luigi Galvani comprueba en 1786 que las ranas reaccionan por contacto simple de dos pedazos de metales diferentes y atribuye esta observación a la presencia de electricidad en el organismo animal.

El físico italiano Alessandro Volta no es de esta opinión porque considera que son ambos metales desemejantes que actúan como generadores de electricidad cuando son puestos en contacto con un conductor húmedo. Así es como en 1800 inventa una pila constituida por una superposición de rodajas de cinc y de plata agrupadas por pares y separadas por un tejido impregnado de agua salada.

La corriente eléctrica brota continuamente cuando ambos polos están unidos. Esta invención abre la vía a numerosas investigaciones electroquímicas y a la aparición de la pila seca dicha salina o cinc-carbón en 1868, gracias a los perfeccionamientos realizados por el francés Georges Leclanché.


Escribe un comentario