La invención de la bombilla

Bombilla

Thomas Edison concibe y luego comercializa, el 21 de octubre de 1879, una bombilla cuyo filamento es una fibra de algodón carbonizada. Pero en realidad, un cierto Joseph Swan es el que está en el origen de la invención de la bombilla. Los dos hombres están autorizados a fabricar sus bombillas, que conocerán con el tiempo varias transformaciones y mejoras que son las que monopolizan hoy en día la energía de muchos laboratorios de investigación.

La bombilla fue pues inventada en 1879 por el inglés Joseph Swan antes de ser mejorada por los trabajos del americano Thomas Edison. La primera bombilla eléctrica consiste en llevar a incandescencia un filamento colocado en el vacío o en gas raro. Esta técnica presenta ciertos inconvenientes: una vez calentada, la materia del filamento se degrada, se condensa en la bombilla, la hace más opaca con el tiempo. El filamento termina rompiéndose al cabo de varios cientos de horas de funcionamiento.

La bombilla halógena fue puesta a punto por dos ingenieros de General Electric: Edward Zubler y Frederick Mosby. Su funcionamiento es bastante similar al de la bombilla de filamento, salvo que este se coloca en una mezcla que comporta gas halógeno. Esta técnica permite al filamento soportar una temperatura superior y prolongar considerablemente su longevidad.


Escribe un comentario