La Energía Hidráulica en España

Como su nombre llega a hacer referencia, la energía hidráulica es la que se genera tomando como principal medio a las corrientes de masas de agua, encargadas de poder iniciar todo un proceso que puede ser tanto cinético o potencial. Lo más común al respecto es que se aprovechen las caídas amplias de agua, como las que se presentan en las cascadas, para poder iniciar la transformación en energía hidráulica.

A todo esto hay que tomar en cuenta que la energía hidráulica tiene una gran dependencia del aspecto geográfico, requiriendo primordialmente del paso de ríos y también de la caída de amplias alturas como podría ser el caso de cataratas, en otro lado de esta misma información la naturaleza también puede jugar un rol importante gracias a la presencia de lluvias que se encarguen de alimentar los ríos.

El agua y sus grandes corrientes terminan entrando en centrales hidroeléctricas poseedoras de presas, las cuales en base a turbinas especiales ubicadas en la parte inferior se encargan de recibir la caída de agua para pasar la energía a un alternador que al fin al cabo será el encargado de transformarla en nuestra tan conocida corriente eléctrica que utilizamos todos los días.

En España, la energía hidráulica ocupa el 18,5% en cuanto a la producción de energía eléctrica. La evolución de la energía hidroeléctrica en la Madre Patria, durante los últimos tiempos ha ido creciendo aunque ahora también compite con la energía termal y nuclear. Es importante señalar que la central de producción hidráulica más importante es la presa de Aldeadávila del Río Duero en Salamanca; aunque también encontramos al embalse José María de Oriol en el Río Tajo en Cáceres, al Cortés-La Muela en el Júcar, Valencia; al Villarino en el Tormes de Salamanca y a Saucelle en el Duero, Salamanca.

Más información: Energía Hidráulica, Energía proveniente del Agua

Foto: Renovables Verdes


Escribe un comentario