La decoración de la mesa en Pascua

Mesa-pascua

Durante las fiestas de Pascua, las decoraciones comportan generalmente huevos, pollitos, campanas y conejos. Estas decoraciones pueden realizarse con los niños, puesto que adoran contribuir a este tipo de cosas. Para decorar vuestra mesa basada en la temática de Pascua, os sugerimos algunas propuestas absolutamente realizables.

En primer lugar, hablemos de manteles y de servilletas. Queda mejor si los manteles son de un solo color en ese día, verde o amarillo, puesto que destacan mejor el tema de la Pascua. Pero también se pueden decorar a base de plantillas con formas de conejos, pollitos, etc. En todo caso, conviene hacer alguna prueba previamente, para ver si la pintura y este tipo de decoración os satisface realmente.

En cuanto a las servilleta, conviene elegir los colores que mejor se adapten a los manteles escogidos. Sin embargo, conviene hacer de las servilletas uno de los elementos de decoración de vuestra mesa de Pascua. De hecho, existen varias opciones para doblar las servilletas, dando ese toque de fiesta y de originalidad.

Ideas originales para la mesa de Pascua

Para los nombres de la mesa, en caso de querer ponerlos, se pueden elegir los símbolos de la Pascua, tales como animales, cachorros, un cordero, un pato, un gallo, un pollito, etc. Otra opción es poner nombre de flores: narciso, tulipán, iris, azucena, etc.

Para las indicaciones de los sitios, se puede poner delante de cada silla un pequeño ramo de flores confeccionado con rafia, y con una etiqueta con el nombre de la persona que debe ocupar el sitio en cuestión. Se puede fabricar la etiqueta en forma de conejo o de huevo.

Para el menú, se puede fabricar una especie de huevo de cartulina, recortarla y escribir el menú con letra tipo inglesa. Una bonita manera de realzar la decoración de la mesa de Pascua es colocar bocales con agua en los que previamente se ha puesto una capa de arena o de piedrecitas blanca, y luego se introduce una vela blanca.

Para terminar, los huevos no pueden faltar. Una forma de utilizarlos en decoración es repartir varios huevos pintados, naturales o cocidos previamente, sobre toda la mesa.


Escribe un comentario