La cultura celta

Cultura celta

La cultura celta se propagó fácilmente en todos los países de Europa. Se implantó en Bretaña, Irlanda, y Escocia, e invadió poco a poco los pueblos de Asturias y de Galicia. Dispersos por muchos países, ciertos adeptos de esta cultura secular se esfuerzan en perpetuarla. Así, por ejemplo, estas personas organizan acontecimientos culturales y festivos con el objetivo principal de transmitir a las generaciones futuras los puntos esenciales de la cultura.

La cultura celta se difunde a través de obras cinematográficas, como las Aventuras de Astérix y Obélix. Actualmente, Bretaña e Irlanda son los únicos países en dar testimonio de esta cultura. Irlanda celebra la fiesta de San Patricio cada 17 de marzo con vistas a mantener esta cultura. Esta celebración también tiene lugar en los países donde viven irlandeses expatriados. Se trata por ejemplo de Inglaterra, Nueva York y Dublín.

Durante la fiesta, la gente lleva ropa de color verde, tréboles o papeles coloreados y que tienen forma de planta. En un cierto período, la cultura celta se impuso en los Estados Unidos, con la emigración europea. Cabe destacar que los celtas eran pueblos nómadas que se distinguían por un gusto profundo por la libertad. Su cultura se distingue por su riqueza excepcional. Engloba todo lo que es historia, música y leyenda de su país de origen.


Escribe un comentario