La caligrafía china

Caligrafia china

La caligrafía es el arte de formar los signos de la escritura de una lengua. La caligrafía china se singulariza por la originalidad y la riqueza de la escritura. La caligrafía china permite pues un campo de expresión muy amplio.

La caligrafía china más conocida es practicada con un pincel. Los alumnos chinos se forman también en caligrafiar correctamente los sinogramas con un bolígrafo o una pluma: esta caligrafía es llamada caligrafía a la pluma estilográfica. Los que saben caligrafiar bien al pincel no tienen en general una buena caligrafía con la pluma estilográfica y al revés, cuestión de flexibilidad en la muñeca.

En los tiempos antiguos, los caracteres chinos fueron grabados en huesos de buey o en conchas de tortuga, y luego sobre bronce. Luego se hicieron libros con tablas delgadas unidas con bambú. Se utilizaba una pluma de bambú y hollín para escribir. La pluma de bambú todavía se utiliza ocasionalmente.

La caligrafía al pincel se practica sobre papel de arroz o sobre seda. El material de un calígrafo se llama los Cuatro tesoros del Gabinete del Letrado. Se trata del pincel, del papel, de la tinta y de la piedra a tinta. La tinta se presenta en forma de bastoncillo que se roza sobre la piedra de tinta con agua para obtener una tintura fluida. Hoy en día, la tinta se encuentra en frascos, mucho más prácticos y de alta calidad. Pero este último método no permite tener todas las densidades deseadas.


Escribe un comentario