Julio Ramón Ribeyro y el cuento “Por las Azoteas”

Para comprender la narrativa y pensamiento del gran Julio Ramón Ribeyro, es indispensable sumergirse en sus cuentos y vivir con toda nuestra imaginación su espectacular narrativa llena de calidad literaria y sublimidad sugestiva.

Sobre el breve cuento, aunque magnífico “Por las Azoteas”, el autor narra las aventuras infantiles de un pequeño niño de tan solo diez años, a quien se le consideraba el rey de los techos o terrazas y quien logra, poco a poco, apoderarse de otras azoteas vecinas siendo así ser el guardián de todo lo que encontraba. Sin duda una historia tierna, divertida y mágica. He ahí el ingenio de Julio Ramón Ribeyro en retroceder el tiempo y transformarse en simplemente un chiquillo travieso y soñador que sólo anhelaba ser escuchado y considerado como un personaje importante.

Ser el conquistador de algo que sumamente no le pertenece a nadie resulta una aventura, justo un mundo donde todo niño sueña en ser el rey de algo que consigue en su camino, además de explorar tierras desconocidas y encontrar nuevos tesoros pasando por varios obstáculos, denota el heroísmo e intrepidez que todo niño anhela llevar en su jovial corazón. Tal vez Julio Ramón Ribeyro a pesar de su timidez, discreción e intimidad haga notar lo contrario a través de sus narraciones.

El cuento fue escrito en el año 1958 en la capital de Alemania, Berlín, ciertamente con mucha dedicación y facilidad en su redacción, pues hay que considerar a Julio Ramón Ribeyro como uno de los mejores escritores de Latinoamérica en base a su gran productividad cuentista y narrativa.


Escribe un comentario