Juan Ramón Jiménez, un gran literato andaluz

Uno de los poetas más sentimentalistas de la historia de la literatura hispanoamericana y merecedor del Premio Nóbel en el año 1956, por plasmar en sus poemas las más notables muestras de amor hacia la naturaleza, animales y todo tipo de vida que hay en nuestro planeta, hablamos pues del excepcional escritor andaluz, Juan Ramón Jiménez.

Este notable hombre de letras que sin duda ocupa un destacado lugar dentro de la literatura hispana, nació en la localidad de Moguer perteneciente a la comunidad de Andalucía en España en el año 1858, en su mocedad quedó estimulado y maravillado por las poesías del nicaragüense Rubén Darío, como también el romanticismo de escritores procedentes de Francia, eso bastó para que se incline y siembre sus sentimientos en reconocidos poemas que empezó a representar.

A lo largo de su vida logró escribir poemas con una belleza literaria increíble, lo cual lo hizo digno de ser un gran escritor poseedor de grandes dotes poéticas con un lenguaje musical muy especial.

Ejemplos claros de sus obras con espiritualidad musical y armónica se reflejan en: “Baladas de Primavera” de 1907; “Diario de un poeta recién casado”, escrito en forma de un cuaderno de viaje, y dedicado a su esposa; “Eternidades, Piedra y el Cielo” y “Estación Total”, ahí el poeta es donde mezcla lo utópico con lo real viviendo a fondo lo importante y maravilloso que es la naturaleza de una forma intensa.

Ante todos sus escritos, hubo un libro de prosas que escribió con mucho anhelo y cariño llamado “Platero y Yo”, una narración lírica que tiene como protagonista a un burro llamado Platero, y lo cual lo llevó a ser reconocido mundialmente llegando a la cima de la fama y admiración por diversos escritores de España e Iberoamérica como también del resto del mundo.


Escribe un comentario