José Maria Eguren y su profundidad poética

José María Eguren, un hombre sencillo y de profunda sensibilidad poética, nació en Lima, Perú en el año de 1874. Creció en medio de una paupérrima situación económica, en donde le imposibilitó hacer estudios básicos. Transcurrió buen tiempo de su infancia familiar en Chuquitanta, muy cerca de Lima.

José María vivió la mayor parte de su vida en el distrito de Barranco, en un ambiente sosegado, tranquilo, rodeado de libros, óleos, acuarelas y fotografías. Estuvo en contacto permanente con el quehacer literario y artístico de la época de postmodernismo, además gozó del aprecio de intelectuales tan prestigiados como Manuel Gonzáles Prada, Valdelomar, Mariátegui y otros.

Fue colaborador de importantes revistas como: “Colónida”, “Contemporáneos”, “Amauta”. En 1930, acosado por la estrechez económica aceptó trabajar de bibliotecario en el Ministerio de Educación. La Real Academia de la Lengua lo incorpora en 1930 como miembro correspondiente.

El movimiento “Colónida” se reúne alrededor de Abraham Valdelomar y surge como alternativa al modernismo que ya no constituía atracción para la generación naciente. El nombre correspondía a la revista Colónida que en 1916 dirigió el propio Valdelomar.

En esa revista participaron intelectuales iconoclastas, con sentido de rebeldía que optaban por un uso sencillo y depurado del lenguaje. No era la tendencia retórica y exótica del modernismo gastado, sino la fuerza nativista y popular de los colónidas que irrumpían para inaugurar un nuevo espíritu nacional. Paralelo al movimiento “Colónida” y hasta después, la influencia modernista todavía era vigente en sus ideales: esteticismo y musicalidad. A esta fase se denominó el postmodernismo por lo que fue representada por los poetas José María Eguren y Alberto Ureta, a la vez ellos iniciaron la etapa vanguardistas del Perú.


Escribe un comentario