Jardines y parques de Barcelona

Parc-de-la-Ciutadella

Todas las obras de Antonio Gaudí, arquitecto modernista, se han convertido en emblemáticas de Barcelona. Al igual que el Parque Güell, que fue abierto al público en 1922. Este parque pintoresco fue declarado Monumento Histórico y Artístico de interés nacional en 1969 e inscrito más tarde en el Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1984.

Además de poder disfrutar de un entorno natural y de muchas obras modernistas que alberga, este parque, por su emplazamiento privilegiado, ofrece una vista magnifica de la ciudad. Se encuentra en el barrio de Gracia y la entrada al parque puede realizarse por varias calles. En metro, hay que tomar la línea 3, la verde, y bajarse en la parada Lesseps. Luego se camina hasta la calle Olot.

Parque de la Ciutadella

Otro parque emblemático de la capital catalana es, sin ninguna duda, el Parque de la Ciutadella. Fue construido en la segunda mitad del siglo XIX y es apreciado por su vegetación, sus monumentos, su lago con barcas, los edificios singulares que alberga, concretamente el Parlamento de Cataluña. Este parque también es conocido porque está al lado del Zoo de Barcelona. Se trata de un lugar relacionado con la historia de la ciudad.

En efecto, el rey Felipe V tras la rendición de la ciudad en 1714 y la victoria en la guerra de sucesión de España, hizo construir una gran ciudad militar para controlar la ciudad. De ahí viene el nombre del parque. En 1869 el General Prim cedió el terreno a la ciudad para hacer un parque público. Para acceder al parque, se puede tomar la calle Picasso y la calle Pujades. Si queréis llegar en metro, hay que bajarse en la parada Arco de triunfo de la Línea 1, la roja, o en Ciutadella- Villa Olímpica de la línea 4, la amarilla.

Laberinto de Horta

Podemos decir que el parque más original de la ciudad es el Laberinto de Horta. También es el más antiguo. Además del célebre laberinto del ciprés, este parque de Barcelona tiene otros lugares de interés. Está situado en el Paseo de Los Castaños, en el barrio de Horta-Guinardó. Se puede llegar bajando en la parada Mundet, en la línea 3 de Metro. La entrada es de pago salvo el miércoles y el domingo. El acceso está prohibido a los perros.


Escribe un comentario