J.R.R. Tolkien, el padre de la fantasía moderna

Tolkien

J.R.R. Tolkien (1892 – 1973) es una de las figuras más destacadas de la literatura fantástica gracias a la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’, publicada entre 1954 y 1955, la cual creció en popularidad tras la adaptación cinematográfica estrenada entre los años 2001 y 2003.

Tolkien comenzó a escribir sobre la Tierra Media durante su adolescencia con el propósito de inventar una mitología para Inglaterra de estilo griego, aunque nunca esperó que sus historias alcanzaran tanta popularidad. De hecho, C. S. Lewis tuvo que persuadirle en 1937 para que publicara ‘El Hobbit’, un libro que había escrito para sus hijos.

Profesor de lengua y literatura en la Universidad de Oxford, Tolkien era un lingüista experto, lo que le permitió crear varias lenguas ficticias, entre las que destacan las lenguas élficas, a cuyo desarrollo dedicó muchos años de su vida.

El inglés también demostró tener una imaginación sin límites. Tolkien se inspiró la religión, los cuentos de hadas y la mitología para introducir al lector dentro de un mundo fantástico de una enorme profundidad de la mano de unos personajes maravillosos como el hobbit Frodo, el mago Gandalf, Aragorn o el elfo Legolas.

Otra característica importante de su obra es su carácter pacifista y ecologista. Sus preocupaciones sobre la guerra y la pérdida de espacios naturales a manos de la industria quedó plasmada en sus novelas.

John Ronald Reuel Tolkien contribuyó al resurgimiento del género fantástico con la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’. Tal fue y es su influencia en los autores de fantasía que vinieron después que se le considera como el padre de la literatura moderna de fantasía.


Escribe un comentario