Issac Newton: Revolucionario de la ciencia del siglo XVII

Continuemos en esta segunda parte haciendo un breve recorrido de la vida de Isaac Newton.

En el año 1665 se graduó y se mudó a la casa de su familia, en donde comenzaría a realizar sorprendentes estudios y teorías para la época en la que le tocó vivir, todo esto a los 29 años de vida, siendo por eso considerado como parte importante de la denominada Revolución Científica del siglo XVII.

En 1693, este sufrió una gran crisis psicológica lo que causó que este estuviera aislado, debido a esto dejó de comer y de dormir, en el transcurso de esta época sufrió depresión y arranques de paranoia, pero sin importar esto mantuvo comunicación con un filósofo de nombre Jhon Locke a quien contaba su estado de salud. Algunos historiadores dicen que su crisis fue causada por motivos de la ruptura de la relación que tuvo con su discípulo Nicolás Fatio de Duillier, aunque otros dicen que fue dado el envenenamiento a raíz de los químicos utilizados para sus experimentos.

Los intereses más profundos para Isaac Newton se encontraban en la alquimia y religión, temas en conjunto que se incluían en algunos volúmenes de sus escritos científicos.

Como se mencionó al inicio, los mayores aportes de Newton estaban destinados al estudio de la óptica, la acústica y la termodinámica, pero su mayor logro serían las tres leyes fundamentales del movimiento: la inercia, dinámica y la reacción a una fuerza. Estas tres leyes darían pie a una mas, conocida también como la ley de gravitación universal, esta la descubriría luego de ver caer una manzana.

Entre los títulos ganados en el transcurso de su vida destacan los de profesor de Cambridge, presidente de la Real Sociedad de Londres y el título de caballero. Moriría a los 84 años de edad en Londres en 1727.


Escribe un comentario