Introducción al Sistema Solar

El Sistema Solar

El Sistema Solar está formado por todos los planetas que orbitan alrededor del Sol, sin olvidarnos de todas las lunas, cometas, asteroides, polvo y gas. Todos los cuerpos del Sistema Solar orbitan o giran alrededor del Sol.

Y es que el Sol concentra alrededor del 98% de la masa del Sistema Solar, y cuanto más grande es un objeto, mayor es su gravedad. Debido a su enorme tamaño, el Sol atrae con su gravedad hacia a él a todos los demás objetos del Sistema Solar.

Al mismo tiempo, estos objetos, que se mueven muy rápidamente, tratan de volar lejos del Sol, hacia el vacío del espacio exterior. Los planetas intentan escapar al mismo tiempo que el Sol tira de ellos.

El resultado del enfrentamiento entre esas dos fuerzas (volar hacia el Sol y escapar hacia el espacio) tiene como resultado un empate, ninguna de las dos gana nunca: lo que se traduce en una eterna órbita de todos los objetos alrededor de nuestra estrella madre, algo que no sucede sólo en el Sistema Solar, sino en todos los rincones del universo donde hay estrellas.

Los planetas del Sistema Solar

El Sistema Solar tiene ocho planetas, y son los siguientes (de mayor a menor cercanía al sol): Mercurio, Venus, La Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.


Escribe un comentario