Introducción al esqueleto humano

Esqueleto humano

El esqueleto humano se compone de cuatro tipos principales de huesos. Están los huesos largos, como los que tenemos en los brazos y las piernas; los huesos cortos, como los de las manos, los pies y la columna vertebral; los huesos planos, que protegen los órganos y proporcionan un lugar de unión para los músculos, y los huesos irregulares, que son simplemente todos los huesos que no son largos, cortos o planos.

Con el fin de proporcionar a nuestro cuerpo la fuerza que necesita para mantener la forma, moverse y sostener el peso, así como para proteger los órganos, los huesos tienen que ser muy fuertes. Sin embargo, con el fin de permitir que nos movamos con facilidad, saltemos y estemos activos, estos también tienen que ser lo más ligeros y pequeños posible.

¿Cuántos huesos tenemos en el cuerpo?

Cuando somos bebés, tenemos unos 350 huesos en el cuerpo. A medida que crecemos, muchos de estos huesos se fusionan. Cuando dos huesos se fusionan, crecen juntos, convirtiéndose en un hueso grande. Esto hace que el número de huesos se vea reducido en la edad adulta. Un adulto tiene aproximadamente 206 huesos en su cuerpo.

¿En qué parte del cuerpo hay más huesos?

Casi la mitad de los huesos del esqueleto humano se encuentran en las manos y en los pies. Esto se debe a que ambas partes del cuerpo son obras de ingenieria extraordinariamente complejas y flexibles. Las manos humanas son el apéndice más sorprendente y avanzado en cualquier animal sobre la Tierra.


Escribe un comentario