Información Esencial sobre las Vitaminas (Parte 3)

En esta tercera y última parte sobre nuestro reportaje sobre las vitaminas, empezaremos hablando de la vitamina C, también conocida como enantiómero L del ácido ascórbico. Se trata de una vitamina esencial para las reacciones metabólicas del cuerpo. La vitamina C además es un excelente antioxidante, además es esencial para el desarrollo de dientes, encías, huesos y cartílagos; evita el envejecimiento prematuro; facilita la absorción de otras vitaminas y minerales y evita enfermedades degenerativas y cardíacas.

La vitamina D, también conocida como calciferol, la encontramos en la leche y el huevo, así como en las radiaciones solares. La vitamina D se encarga de regular el paso de calcio a los huesos; de la regulación de los niveles de calcio y fósforo en la sangre; del desarrollo del esqueleto; y de la actividad antitumoral.

La vitamina E, también conocida como α-tocoferol o, la podemos encontrar en el brócoli, las espinacas, la soja, el germen de trigo, la levadura de cerveza, la yema de huevo, los aceites vegetales y las frutas secas. Vale la pena mencionar que es un excelente antioxidante y que además contribuye al buen funcionamiento del sistema circulatorio, de los ojos, y de los niveles del colesterol. Además previene el Parkinson y hace que nuestro cabello crezca sano.

Finalmente la vitamina K, también llamada fitomenadiona, interviene particularmente en los procesos de coagulación de la sangre, aunque también genera glóbulos rojos. Esta vitamina se puede encontrar en alimentos como la espinaca, la col, el brócoli, la lechuga, el aguacate, el germen de trigo, los cereales, el kiwi, el plátano, las carnes, la leche, los huevos, entre otros.


Escribe un comentario