Historia de la fotografía

Camara de fotos

La fotografía puede ser considerada como una técnica propia a la hora de suplantar al dibujo o a la pintura para representar el mundo que nos circunda. Su invento requería, por una parte la realización de un dispositivo óptico que permitiera la creación de la imagen, y por otro lado fijar esta imagen sobre un soporte perenne a través de un proceso químico irreversible.

Por otro lado, los usos de esta técnica han evolucionado, y su dimensión artística has sido reconocida.

En la época del Renacimiento, los pintores italianos comienzan a descubrir las leyes de la perspectiva. Para simplificar el trazado de sus paisaje, utilizan aparatos ópticos que permiten proyectar sobre una superficie una imagen de un paisaje o de un objeto: la cámara clara, la cámara oscura, el perspectógrafo.

La cámara oscura era conocida por Aristóteles, por el científico árabe Ibn Al-Haytham, y por Leonardo Da Vinci; así pues se puede considerar como el antecesor de los aparatos de fotografía. Está constituido por una caja cerrada, hermética a la luz, y de las que una de sus caras está perforada con un pequeño agujero. La imagen invertida de un objeto iluminado colocado en el exterior delante del agujero se forma sobre la pared opuesta.

La técnica fue empleada por muchos artistas, como Giambattista della Porta, Vermeer, Guarid y Giovanni Antonio Canal, llamada Canaletto, que la utilizó para poner en perspectiva sus célebres paisajes de los canales de Venecia.


Escribe un comentario