Entretenimiento Infantil y Juvenil

El mundo del entretenimiento infantil y juvenil es realmente interesante.

Empecemos hablando de los animes, que como bien sabes son dibujos de procedencia japonesa, y que han logrado captar la preferencia del público juvenil no solo en Asia sino en el mundo, generando ganancias millonarias para sus creadores.

Desde hace ya algunas décadas los animes se exhiben en historietas, en la televisión y en el cine. Uno de los animes más recordados por muchas personas son Candy Candy, Dragon Ball y Evangelion, los cuales están ubicados en la conciencia colectiva de los aficionados. En estos animes, considerados por muchos como los mejores de todos los tiempos, podemos encontrar historias de emociones, sentimientos que han traspasado el límite del espacio y tiempo. Por estas y por muchas características más, los animes fascinan debido a su esencia, temas que marcan e interesan a millones principalmente por contener temas comunes, temas que suelen tocarse en la vida diaria.

Un detalle esencial en los animes es el sentido del deber. En ellos se entiende claramente que la verdadera fuerza consiste en no preocuparse por la felicidad personal sino en lograr ideales, deberes y metas puesto que en ellos realmente está el camino interno hacia el éxito en la vida.

Son muchos los directores y creadores de historias, que van alcanzando renombre propio como Katsuhiro Otomo con su manga Akira o Akira Toriyama con el ya mencionado Dragon Ball.

Ahora bien, en América existe un canal de televisión dedicado al entretenimiento juvenil. Nos referimos a Nickelodeon. Si bien es cierto que este canal no ofrece programación dedicada al anime ha sabido cautivar a su público con algunas series de muy buena producción. Por ejemplo la primera de co-producción fue en México, donde Nikelodeon apostó por Skimo. En Argentina vendría La Maga y el Camino Dorado, una suerte de mundo mágico que combina actores con fondos en 3D y cuadros musicales. Para Brasil sería Nikers, al estilo revista con invitados famosos.


Escribe un comentario