¿En qué consiste el régimen Montignac?

 Montignac

Inventado hace 20 años por Michel Montignac, que de hecho ha escrito el libro “como luego adelgazo”, el régimen Montignac es un régimen adelgazante consistente en comer sin privarse, respetando únicamente algunas reglas de sentido común. En efecto, al comenzar el régimen Montignac, lo importante es respetar el aspecto cualitativo de los alimentos y no tanto la cantidad.

Si hay un secreto que prima en el régimen Montignac es el de realizar las correctas asociaciones alimenticias. El régimen Montignac toma la forma de una variante de los regímenes alimenticios disociados. Por lo tanto, de este régimen hay que eliminar el pan, el arroz blanco, la patata, la zanahoria, el maíz, y el azúcar, que poseen un índice glicémico alto; el consumo de otros alimentos glicémicos como el pan y el arroz integral, las lentejas, las frutas y verduras deben limitarse a tres veces a la semana.

Según Montignac, el sobrepeso estaría provocado por el consumo de los malos glúcidos, que provocando un pico de insulina están en el origen de un desarreglo del páncreas, lo que provocaría un almacenamiento de las grasas.

La ventaja del régimen Montignac reside en el hecho de que no representa una fuente de privación, al contrario de los regímenes hipocalóricos, o de los regímenes hiperproteicos. A lo largo de este régimen se puede comer de todo, sin sentir ningún tipo de carencias.


Escribe un comentario