Emblemáticos Coches Clásicos

El día de hoy vamos a hablar de los más emblemáticos coches clásicos. Yendo a los inicios del siglo XX, encontramos como el vehículo que inició la compra masiva de carros al Ford T, primer modelo perteneciente a Ford en presentarse al público de manera tan popular, siendo el primer carro que contó con producción en cadena. Diseñado por Henry Ford y presentando un motor de 20 CV de potencia con una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora además de un peso de 1200 kilos (características muy inferiores en comparación de vehículos actuales), un éxito asegurado debido a que el precio presentado era de tan solo $360, siendo accesible para la gente trabajadora común y corriente. Cabe decir que también fue el primer automóvil en ser considerado como global debido a que se vendió en varios países de Europa, así como Argentina, Sudáfrica y Australia. Su consumo de gasolina era de un litro por cada cinco kilómetros.

Avanzando varias décadas en la historia del automovilismo y refiriéndonos más centradamente en los carros deportivos, encontramos que históricamente el primero en llevar esta denominación fue el Porsche Transaxle durante el año 1975, siendo un amplio avance para la industria automotriz ya que estaba dirigido a un público que esperaba mucho más de los automóviles, pese a ello fue en el año 1989 en donde se iniciaría un boom mediático por esta clase de coches gracias al Mazda Miata MX-5, el cual presentaba carrocería descapotable y una imagen vistosa para la época. Los vehículos de Ferrari también siempre serán vistos como grandes exponentes de los carros deportivos.


Escribe un comentario