Lo mejor y lo peor de ‘El tiempo entre costuras’

'El tiempo entre costuras', Adriana Ugarte

La adaptación televisiva del best-seller de María Dueñas, ‘El tiempo entre costuras’, alcanzaba el pasado lunes su último episodio en Antena 3, el cual reportó un nuevo récord de audiencia a la miniserie.

La respuesta del público ante esta serie de época ha sido realmente buena. Y es que los espectadores españoles la escogieron como la primera opción del lunes en 10 de las 11 semanas que la serie estuvo en parrilla, lo que deja claro que ha sabido conectar con la gente, aunque eso no significa que se haya hecho todo bien. Veamos lo mejor y lo peor de ‘El tiempo entre costuras’:

Lo mejor:

  • El reparto, en especial Adriana Ugarte y Hannah New.
  • La mayoría de las localizaciones son reales.
  • Puede hacer que las cadenas apuesten a partir de ahora de forma más decidida por las miniseries, algo que jugará a favor del público, pues como se ha demostrado con casos recientes, como ‘Tierra de Lobos’, las series a menudo dejan colgada a la audiencia al ser canceladas de forma abrupta por las cadenas.

Lo peor:

  • Falta de ritmo, un defecto que se hace más evidente en la segunda mitad de la miniserie, cuando entra en escena la trama de espionaje.
  • Escenas interminables: A menudo, se dilatan hasta límites difíciles de soportar sin soltar algún bostezo, sospechamos que para alcanzar el mínimo de minutos impuesto por la cadena.
  • Dirección rutinaria e incluso mala: Resulta difícil entender que no se aproveche para este tipo de proyectos la excelente cantera de realizadores jóvenes que hay en España.

Más información – Los cines españoles reciben a ‘La ladrona de libros’ y ‘Agosto’


Escribe un comentario