El significado del color violeta

 Violeta

Los colores que nos rodean tienen todos su propio significado. El violeta forma parte de la categoría de los colores secundarios, considerado como una tonalidad de doble cara, es decir, bien se aprecia, bien se detesta. Es el resultado de la mezcla del azul y del rojo, ambos formando parte de los colores primarios. En el arte chino, el violeta simboliza el chakra de la corona, un color que relaciona al ser humano con su creador.

Por esta razón es utilizado por los obispos, los mártires y las viudas, con el fin de simbolizar su unión con Cristo. Muchas iglesias y monumentos de la Edad Media se pintaron de violeta. Este color marca igualmente la autoridad y el poder. Igualmente, el violeta representa la amistad, la paz, la delicadeza y la meditación.

Utilizado en fuertes proporciones, este color puede expresar una falta de afecto, la soledad, la melancolía y el duelo. El violeta es por excelencia el color preferido de las personas espirituales y de los soñadores. Como virtudes terapéutica, esta combinación de azul y rojo se utiliza para equilibrar el cuerpo y el espíritu. Su visualización permite calmar las tensiones, frenar la cólera y calmar las fuertes emociones. El cuerpo se vuelve más tranquilo y más sereno.

Para beneficiarse de sus virtudes, se aconseja visualizar mentalmente un círculo luminoso de color violeta. Esta técnica de concentración presenta varias ventajas, como tonificar el cuerpo y calmar el sistema nervioso. En amor, el violeta significa una sumisión total al ser amado una necesidad de unión. En materia de decoración, el color violeta armoniza muy bien con el amarillo.


Escribe un comentario