El Renacimiento: el fin de los años oscuros

Hombre de Vitruvio

El Hombre de Vitruvio, de Leonardo

Para que algo resurja, primero debe haberse marchitado. Y así es justo como se encontraba Europa en el período de tiempo entre la caída del Imperio romano y el Renacimiento. La tecnología y la cultura humanas experimentaron un gran retroceso.

La historia del mundo nos enseña que el ascenso de una civilización lleva aparejado el desarrollo de nuevas tecnologías, así como nuevos tipos de música, arte y literatura. Después (años, décadas o incluso siglos más tarde), esa misma civilización comienza a declinar, llevándose en su caída muchas de esas tecnologías.

Los años oscuros

Durante la Edad Media, la mayor parte de los grandes avances realizados por los griegos y los romanos se olvidaron debido a la disminución de las condiciones de vida en Europa Occidental. La gente pasó de una vida cómoda, con buenos empleos y fácil acceso a la educación, a vivir en condiciones muy pobres, en medio de una agitación constante, guerras, pobreza y hambre. Ese período de tiempo se conoce como los años oscuros.

El Renacimiento

Los años oscuros se extendieron a lo largo de siglos. Fueron muchas las generaciones de personas que vivieron y murieron en esas terribles condiciones. Hasta que en el siglo XIV las cosas comenzaron a mejorar poco a poco. La gente redescubrió las artes y las tecnologías de los romanos y griegos, haciendo la vida un poco más fácil. Había comenzado el Renacimiento.

El Renacimiento comenzó alrededor del año 1350 dC en Italia y se prolongó hasta alrededor del 1600 dC, llevando a Europa desde la oscuridad de la Edad Media hasta la modernidad.


Escribe un comentario