El peinado de fiesta, la ley de la más bella

Peinado fiesta

Cuando se va a una fiesta, se pasa mucho tiempo peinándose. Hay muchos tipos de peinados posibles que se pueden adoptar, pero tampoco conviene perder el tiempo probándolo todo y mezclando estilos diferentes. La elección no debe realizarse al azar. El peinado debe imperativamente estar en perfecta armonía con nuestra silueta, pero también con la ropa que se lleva. En todo caso, habría que evitar destacar por una falta de gusto. El objetivo es llamar la atención.

Una fiesta es una ocasión para las mujeres de realizar su belleza y su feminidad, a través de un vestido bonito, pero sobretodo con un peinado adecuado. Las más coquetas suelen presentar un estilo original sin caer en lo vulgar. Para ello, nada mejor que seguir estos buenos consejos.

Mantenerse bella toda la noche

Las que tienen un pelo corto pueden colocarse pinzas, lazos y diademas. Estos artículos se elegirán con gusto y siempre en consonancia con el maquillaje y el vestido. El resultado no debe ser demasiado llamativo: discreción es sinónimo de clase. También se puede aplicar discretamente un gel. Habrá que tener cuidado en no poner demasiado. Las que tienen el pelo corto pueden llevar pendientes.

Para las que tienen la suerte de tener de tener un pelo perfecto, es decir, las que tienen un pelo semilargo o largo, el moño es indispensable. Aquí una vez más, la elección es amplia puesto que hay muchos tipos de moño. El peinado debe ser sólido para mantenerse toda la noche, especialmente si se piensa en bailar. La cola de caballo también es posible. En este caso, se pueden dejar caer algunas mechas sobre la cara. Finalmente, está la alternativa del pelo rizado. Este último debe ir suelo o atado, todo depende del gusto de cada una.


Escribe un comentario