El origen de la palabra mausoleo

Mausoleo

Un mausoleo es una inmensa y suntuosa tumba ricamente decorada por esculturas, columnas y a veces mosaicos. Se trata de un monumento destinado a acoger los restos mortales de una gran personalidad, así como a los de su familia. La palabra mausoleo proviene del nombre de un célebre gobernador, Mausole, que vivió en siglo IV antes de Jesucristo, en Asia Menor.

Su viuda y la hermana de Mausole, Artemisa II, hicieron construir esta tumba para su esposo en la ciudad de Halicarnaso, de ahí el célebre mausoleo de Halicarnaso. Este mausoleo contenía 36 columnas, que medían 9 metros de alto cada una. Estas soportaban una pirámide de 24º de inclinación. Su altura alcanzaba los 43 metros y su perímetro era de 133 metros. Cuatro escultores de renombre trabajaron cada uno en una fachada del edificio.

Este mausoleo era una de las maravillas más impresionantes del mundo antiguo, por su belleza representado en el trabajo de los escultores, y de sus arquitectos. Los latinos, más tarde adoptaron la palabra mausoleo para designar a cualquier tumba monumental. Para los romanos, se trataba de las tumbas de los reyes. Entre los mausoleos más conocidos del mundo antiguo figuran el del emperador Qin en China, el de Adriano en Italia, y el de Glanum en Francia.


Escribe un comentario