El legendario forajido Jesse James

Jesse James

Jesse James (1847 – 1882) es una de las figuras legendarias del Viejo Oeste. Con 15 años se unió a la guerrilla confederada dirigida por William Quantrill y participó en la guerra civil, luchando en las sangrientas batallas que se produjeron en los estados de Kansas y Misuri.

Más tarde, hacia el año 1866, Jesse y su hermano Frank se convirtieron en los líderes de una banda de forajidos que cometió robos y asesinatos por todo el centro del país. Inicialmente, sólo robaban bancos, pero en 1873 se pasaron al asalto de trenes.

La época dorada de la banda de Jesse James tocó a su fin en 1876, después de un intento de robo en el que mataron a dos personas y no lograron nada de dinero. Además, perdió a varios miembros del grupo, incluyendo los hermanos Younger, tres de sus seguidores más fieles, los cuales fueron capturados y encarcelados.

Los hermanos James estuvieron escondidos hasta 1879, cuando volvieron a las andadas con el asalto de otro tren. Tres años más tarde, Jesse James moría a manos de Robert Ford, un miembro de su banda que fue tentado por la recompensa ofrecida por el gobernador de Misuri a quien le entregara a James, vivo o muerto.

Jesse James logró la inmortalidad gracias a la cultura popular estadounidense, que ha mantenido vivas sus hazañas (mirándolas desde un punto de vista romántico) a través de novelas, películas e incluso canciones. También se han realizado recreaciones fidedignas, como la película ‘El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford’, donde Brad Pitt interpreta al legendario forajido.


Escribe un comentario