‘El Hobbit’ y otros libros troceados por Hollywood

'El Hobbit', cartel

Esta semana llega a los cines ‘El Hobbit: Un viaje inesperado’ (‘The Hobbit: An unexpected journey’), primera parte de una trilogía que ha levantado críticas por exprimir hasta el límite la novela de J.R.R. Tolkien (de sólo 324 páginas) con fines puramente económicos.

Sin embargo, Peter Jackson no es el único que ha antepuesto los beneficios a la razón en lo que a adaptaciones cinematográficas se refiere. A continuación, repasaremos otros libros troceados por la máquina hollywoodiense de hacer dinero.

Comencemos por la precursora de esta moda: ‘Harry Potter’. Los productores decidieron dividir el último libro de la saga, ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte’, en dos películas, una jugada que les funcionó estupendamente en taquilla, pero que fue calificada por un amplio sector de la crítica de oportunista e interesada.

Vistos los grandes resultados, la fórmula para estirar el chicle del fenómeno del joven mago fue adoptada más tarde por otras dos sagas de gran tirón entre los espectadores adolescentes: ‘Crepúsculo’ y ‘Los Juegos del Hambre’, cuyas últimas partes han sido también troceadas.

Desde aquí no nos oponemos a que los libros sean divididos en dos o tres partes, las que sean, siempre y cuando sea necesario por la duración o densidad de la novela, pero en estos casos está claro que no lo era: juega en contra de la calidad de la película y provoca que algunos espectadores se sientan engañados, como ha sucedido con ‘El Hobbit: un viaje inesperado’.

Más información – Finaliza en Nueva Zelanda el rodaje de las dos precuelas de ‘El Señor de los Anillos’


Escribe un comentario