El eucalipto, un aliado natural

eucalipto

Originario de Australia, el eucalipto contiene en sus hojas gran cantidad de beneficios. Entre los usos terapéuticos, sus efectos sobre las vías respiratorias son particularmente excepcionales.

Una planta con muchos beneficios

El eucalipto procede de Australia. De hecho, este árbol se extiende en un 95% de los bosques australianos. Se puede convertir en un árbol gigante y alcanzar varias decenas de metros, o adquirir el tamaño de un pequeño arbusto. Existen más de 600 especies de eucalipto, que tienen puntos en común, pero que presentan particularidades específicas, utilizadas en fitoterapia.

El eucaliptol es la principal sustancia que le confiere sus propiedades beneficiosas para la salud. Las hojas son particulares. Poseen glándulas que producen aceite en cantidad sorprendente.

En todo caso, puesto que existen múltiples variedades, antes de hacer uso de ellas, conviene consultarlo con un farmacéutico. De esta forma, el eucalipto es una estrella de la farmacopea. En efecto, muchos medicamentos contienen su aceite esencial.

El aceite esencial de eucalipto

El eucalipto contiene virtudes para las vías respiratorias. En difusión, en masaje o en supositorio, sea cual sea el modo de administración, el aceite pasa por las vías pulmonares. De hecho, la OMS reconoce que las infusiones ayudan a aliviar la tos en los niños.


Escribe un comentario