Egipto: Cuna de la astronomía

Sin duda alguna, la civilización egipcia ha sido una de las más importantes y avanzadas del mundo. No solo han destacado por sus grandes faraones y sus piramidales construcciones sino además por haber aportado al mundo antiguo una serie de conocimientos sobretodo en el campo de la ciencia, sobretodo en el mundo de la astronomía.

La astronomía de los antiguos egipcios estuvo muy relacionada son la mitología y la religión y eran pues los máximos estudiosos del cielo los sacerdotes y personajes ilustres. Gracias a su estudio de las estrellas y cuerpos celestres crearon un calendario eficaz así como costumbres funerarias relacionadas con el más allá.

Además es interesante saber que muchos de sus templos y hasta las pirámides fueron construidas en base a estudios del universo para que estuvieran conectados con el cosmos y así tener una armonía de energía.

Definitivamente en ese entonces el sistema de estudio del universo era muy diferente al que conocemos hoy en día. No existían telescopios ni satélites. El estudio se basaba simplemente en la experiencia ocular o lo que se conoce como observación científica.

Ya en ese entonces los astrónomos egipcios habían reconocido que las estrellas giraban por tiempos o ciclos. Además se dieron cuenta que podían dividir sus tiempos en 2 tipos de calendarios, uno lunar y otro solar.

Gracias a sus estudios y a la creación de sus calendarios pudieron realizar mejoras en la agricultura. Es así como idearon 3 estaciones, las cuales tenían una duración de 4 meses. Una de ellas era Akhet o temporada de inundación, la otra Peret o época de frío, y finalmente Shemú o tiempo de verano. Por si no lo sabías, te contamos que las Pirámides, de acuerdo a la sombra que ejercía el sol sobre ellas, mostraba precisamente en qué estación del año se encontraban.


Escribe un comentario