Los muñecos de ‘Django Desencadenado’ se retiran de las tiendas

Muñeco de Django

‘Django Desencadenado’, la nueva película de Quentin Tarantino, que veía la luz en España el pasado viernes, lleva generando debates en Estados Unidos sobre su enfoque de la esclavitud y la violencia desde antes de su estreno.

Los debates sobre cine son algo sano y productivo si sirven para que cada uno exprese su punto de vista y acepte el de los demás, pero cuando terminan en censura, como ha sucedido con los muñecos de la película (que han tenido que ser retirados del mercado), producen una cierta sensación de tristeza.

Los muñecos de ‘Django Desencadenado’, que representan a los principales personajes de la película (Django, Broomhilda, Dr. Schultz, Calvin Candie…) han sido considerados como ofensivos para el colectivo afroamericano.

Ante las presiones de la Red Nacional de Acción de Los Ángeles, que dijo que “vender ese muñeco es altamente ofensivo para nuestros antepasados y la comunidad afroamericana”, los productores de la cinta dieron la orden el pasado viernes de detener la producción de las figuras de acción basadas en la película nominada a cinco Oscars.

La apetencia de notoriedad de esta asociación no les ha dejado ver lo más importante: que ‘Django Desencadenado’ es una película antiesclavitud con un héroe negro, inteligente y valiente, que pasará a la historia del cine, pero lo peor es que posiblemente ni siquiera se hayan dignado a ver la película antes de dilapidarla. Muy triste este tipo de censura.

Más información – Trailer español de ‘Django Desencadenado’

Fuente – 20 minutos


Escribe un comentario