Desiertos – Las cuatro categorías

Desierto

Los desiertos son regiones arenosas, pedregosas o heladas con poca o ninguna vegetación a causa de la falta casi total de precipitaciones. Nuestro planeta alberga numerosos desiertos, aunque no todos son iguales, sino que se dividen en cuatro categorías.

Los desiertos subtropicales son los más cálidos. Presentan un terreno árido y una rápida evaporación. El Desierto del Sahara, el Gran Desierto de Victoria y el desierto de Sonora son algunos ejemplos de este tipo de desierto.

Aunque los desiertos costeros fríos, se encuentran en las mismas latitudes que los desiertos subtropicales, su temperatura media es mucho más fría debido a las gélidas corrientes oceánicas de alta mar. Los desiertos de Atacama y del Namib pertenecen a esta categoría.

Los desiertos fríos están marcados por la diferencia de temperatura entre el verano y el invierno. Durante los meses de calor, los termómetros pueden alcanzar los 38 grados centígrados, mientras que durante el invierno la temperatura puede descender hasta los -12 grados centígrados. El desierto de la Patagonia y de Gobi son algunos ejemplos.

Las regiones polares también se consideran desiertos debido a que casi toda la humedad de estas zonas aparece en forma de hielo. El Ártico y la Antártida son desiertos polares.


Escribe un comentario