¿De dónde viene el nombre de las notas musicales?

Partitura

Sin ser universal, la anotación musical está presente desde los orígenes de la escritura. Atestiguada desde el siglo XVI a. C. sobre una tableta babilónica, parece nacida de la misma escritura, de la cual toma prestado el nombre de las notas, letras alfabéticas y acentos gramaticales.

Las sílabas del solfeo ut, re, fa, sol, la fueron colocaciones del siglo XI por el monje Guy d’Arezzo. Corresponden a los principios del hemistiquio de los tres primeros versos de un himno a san Juan Bautista escrito en el siglo XI por Paul Diacre:

UT queant laxis REsonare fibris

MIRÓ gestorum a FAmuli tuorum

SOLve polluti LAbii reatum

Sancte Iohannes

En el siglo XVII, la sílaba ut, considerada poco eufónica, se sustituyó por la sílaba do que todavía se utiliza hoy en día.

Solamente en el siglo XVIII las dos letras acrósticas del último hacia del himno de Paul Diacre, “Sancte Iohannes”, sirvieron para formar la sílaba si para designar la séptima nota de la escala.


Escribe un comentario