¿De dónde provienen los nombres de los meses?

Junio en el calendario

Los nombres de los meses del año es una de las primeras lecciones que se enseñan en las escuelas, pero a menudo se pasa por alto la procedencia y significado de los mismos. En este artículo te explicamos en base a qué los meses del año recibieron sus respectivos nombres.

Enero toma su nombre del dios romano Janos, que representa el principio y el final; febrero se lo debe a Februus, un período en el que se hacían sacrificios para expiar los pecados, y marzo toma su nombre de Marte, el dios de la guerra.

Abril se asocia a menudo con el verbo latín aperire (abrir), lo cual tiene bastante sentido debido a que en este mes se inicia la primavera; mayo bien podría derivar de la diosa romana Maia, vinculada al crecimiento de las plantas, y junio toma su nombre Junius, el nombre latín de la diosa Juno.

Julio se llama así por Julio César, agosto por Octavio Augusto y septiembre por septem, que significa siete en latín, ya que originalmente el calendario comenzaba en marzo y tenía diez meses, por lo que septiembre era el séptimo mes.

Recordar el origen del nombre de los cuatro últimos meses del año es realmente sencillo, ya que hacen referencia a su posición numérica original en el calendario. Octubre toma su nombre de octo, noviembre de novem y diciembre de decem, o lo que es lo mismo, ocho, nueve y diez en latín.


Escribe un comentario