Curiosidades Científicas

La ciencia de la misma manera que crea también es una gran fuente de investigación pues muchos de sus aportes, además de sorprender, se presentan con ciertas curiosidades que cualquier persona no podría darse cuenta.

Algunas de estas curiosidades científicas salen a relucir después de un tiempo o por algún tipo de estudio paralelo al tema. Para llegar a descubrir algunas de estas curiosidades se han conseguido simplemente por la deducción, observación o casualidades, en otras ocasiones.

Por ejemplo, ¿Es de conocimiento público que el cerebro trabaja más cuando la persona miente? En realidad no, pero gracias a un estudio de resonancia magnética realizada a un grupo de individuos por la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania se descubrió que ciertas zonas del cerebro se iluminan cuando las personas mienten.

Así también, a través de la revista “Quo” dan a conocer que la acción misma de mentir necesita para ello el incremento de la actividad cerebral. No obstante, una de las maneras para descubrir tales mentiras es por medio de la sudoración ya que la presión arterial se incrementa y se dilatan los vasos provocando cambios, entre ellos la de la sudoración.

Respecto a la memoria, ¿Se sabe que soñar ayuda a consolidarla? Esto es posible en la fase del sueño profundo ya que en esta etapa la actividad neuronal cumple papel importante en el momento de que la memoria mantenga conductas aprendidas a lo largo del día. Además se dice que si al levantarnos escribimos lo que hemos soñado desarrollaremos aún más nuestra memoria ¿Crees que sea cierto?


Escribe un comentario