¿Cuánto tiempo puede vivir una tortuga?

tortuga-marina

Las tortugas comparten varias características, lentitud y longevidad. Pero esta longevidad dependerá de la especie y del hábitat en la que ella evolucione. Antes de comprar una tortuga, conviene saber que va a vivir varios años a vuestro lado, por muy poco cuidado que tengáis de ella. Dicho de otra forma, debéis estar listos para cuidarla a largo plazo. Si no estáis dispuesto a concederle vuestro tiempo, más vale no adoptar una.

¿Cuánto tiempo puede vivir una tortuga de agua agua dulce?

Puede vivir entre 15 y 20 años. Si evoluciona en un hábitat doméstico, donde se cuida de ella, aumenta considerablemente su esperanza de vida y puede superar los 20 años. La tortuga de agua dulce debe recibir luz de sol a diario, al menos una luz de sustitución, pero nada equivale tanto como a los rayos del sol. Una alimentación sana. Una cierta higiene, entre otras la que afecta a su acuario y a su caparazón.

¿Cuánto tiempo puede vivir una tortuga terrestre?

Puede vivir entre 50 y 60 años, a pesar de que algunas especies pueden vivir hasta 100 o 120 años. Para que la tortuga terrestre os acompañe un buen momento de vuestra vida, estos son algunos puntos que conviene tener en cuenta. Las tortugas marinas tienen una esperanza de vida que varía entre los 50 y los 100 años.

El medio en el que viven suele ser hostil, y no sólo por culpa de los depredadores, sino por culpa de la pesca intensiva y de las actividades contaminantes del hombre. En cuanto a la tortuga gigante de las Islas Galápagos, puede vivir hasta 200 años, es decir dos veces más la esperanza de vida de un hombre de nuestros días.

¿Porque las tortugas viven tanto?

A diferencia de los mamíferos y de las aves, los órganos de las tortugas resisten mejor el paso del tiempo. Animales de sangre fría, las tortugas se contentan con la luz solar y los alimentos que ingieren no sólo destinados a producir calor corporal, también utilizan los nutrientes para otros aspectos, como el crecimiento y el mantenimiento de los tejidos. Las tortugas continúan su crecimiento a lo largo de su vida.


Escribe un comentario