¿Cuánto sabes acerca de las plantas carnívoras?

Venus atrapamoscas

Venus atrapamoscas

Las plantas carnívoras suelen crecer sobre suelos pobres, como ciénagas y zonas rocosas. Ese es la causa de que tengan que atrapar y digerir animales para obtener nutrientes. Estas fascinantes plantas se alimentan de insectos, pequeños peces y en raras ocasiones ratas y aves. Sin embargo, a pesar de lo que hayas podido leer o ver en las películas, no representan ningún peligro para las personas.

Existen más de 600 especies y subespecies de plantas carnívoras en el mundo, de las que quizá la más famosa sea la Venus atrapamoscas, aunque algunas ya se han extinguido. Para capturar a sus presas, utilizan diferentes estrategias, como la producción de olores dulces o sustancias pegajosas.

En cuanto a la digestión, la mayoría de las plantas carnívoras produce sus propias enzimas digestivas, mientras que otras dependen de bacterias para ello. Las bacterias hacen que la presa capturada se pudra, lo que le facilita la absorción de nutrientes.

Y si estos métodos te han parecido repugnantes, espera a que te expliquemos el tercero. Algunas de estas plantas utilizan insectos como ayudantes. Existe una en concreto que deja que unas chinches se coman los insectos que ha capturado a cambio de sus heces. Realmente repugnante, pero al fin y al cabo una forma de supervivencia tan respetable como cualquier otra.


Escribe un comentario