¿Cuáles son los síntomas de la narcolepsia?

Narcolepsia

Uno de los síntomas de la narcolepsia, que es el más evidente, es que el paciente sufre de la llamada “crisis de sueño durante el día”, es decir, se siente somnoliento y cansado durante todo el día, razón por la que se queda dormido de repente llegando al estado REM en cuestión de segundos.

El paciente se duerme de forma tan brusca que es probable que ni siquiera se dé cuenta de que se queda dormido, por lo que es muy difícil de lograr el control del sueño. La persona con narcolepsia puede quedarse dormida mientras está de pie, lo que puede producirle fuertes caídas y golpes que, sin embargo, no despiertan al paciente.

La narcolepsia también provoca la aparición de una crisis de cataplexia, es decir, una relajación de los músculos, pero sin pérdida de la conciencia. Los pacientes se relajan físicamente como si estuvieran dormidos pero no duermen mentalmente, lo que puede provocar la aparición de estímulos como la risa floja, el miedo, la alegría o la ira.

Además de estas reacciones, el paciente puede sentir cómo se relajan las partes del cuerpo pero sin dormirse: caída de párpados, de la cabeza, boca abierta, las piernas se relajan, y así sucesivamente. Estos ataques pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos y pueden ocurrir varias veces al día.

Otro síntoma de la narcolepsia son las alucinaciones hipnagógicas. Este es un tipo de experiencias que son muy reales para la persona que las vive: se puede ver y oír cosas que no son reales. Estas alucinaciones suelen ser experiencias terribles y dolorosas que aparecen cuando la narcolepsia pasa del estado de vigilia al sueño.


Escribe un comentario