¿Cuáles son los beneficios del salvado de avena?

salvado-avena

El salvado de avena se distingue por su gran contenido en fibra soluble e insoluble, superior incluso al de los copos de avena o al de las semillas. Uno de los principales beneficios de este nutriente es que ayuda a combatir el estreñimiento, ya que facilita el tránsito intestinal y por lo tanto ayuda a que los movimientos intestinales sean más frecuentes.

Por lo tanto, esta parte del cereal también ayuda a mantener los valores de colesterol y triglicéridos por debajo de los niveles normales. Por otro lado, se recomienda que se añada el salvado de avena a la dieta, ya que ayuda a saciar el hambre y reducir la sensación de apetito. Del mismo modo, puede ser adecuado para personas que tienen problemas de ansiedad durante las comidas o durante una crisis de estrés.

Otro beneficio del salvado de avena es que ayuda a prevenir y tratar las hemorroides debido a su alto contenido en fibra, evitando una presión excesiva en la zona anal, responsable de la inflamación de las venas de esta área. De este modo, el salvado es capaz de ablandar las heces y, por tanto, facilitar su evacuación y por lo tanto reducir el dolor.

Las personas con diabetes pueden ver cómo su situación mejora a través del consumo de salvado de avena, ya que esta parte del cereal ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, lo que reduce su absorción intestinal. Sin embargo, hay que considerar el hecho de que este suplemento nutricional proporciona más carbohidratos que otros granos.

En cuanto al salvado de la avena, se puede notar que la ingesta recomendada es de entre una y tres cucharadas diarias en yogur, zumo, leche, ensalada o lo que se prefiera y acompañado de una gran cantidad de agua. De esta manera se evitan posibles efectos secundarios como la hinchazón o distensión abdominal, diarrea, y flatulencia.


Escribe un comentario