Criaturas Mitológicas Aterradoras: Soucouyant y Umibozu

Hoy hablaremos de algunas criaturas mitológicas bastante aterradores. Empecemos mencionando a la Soucouyant, también conocido como Soucriant, Soucoyah, Sukuya, Old Hag o Loogaroo, es una criatura maligna de la mitología caribeña, específicamente de las islas de Trinidad y Tobago y Guadalupe. La Soucouyant es una especie de bruja vampírica anciana que transita por las aldeas y que se caracteriza por despojar su piel arrugada, colocarla en un mortero y realizar un ritual para poder volar en una bola de fuego en busca de sus víctimas. Se dice que la Soucouyant ingresa a las casas de sus víctimas a través del ojo de una cerradura, hendidura o grieta. Al haber elegido a la víctima se encargan de chuparle la sangre de zonas como las piernas y brazos, hasta que muera o se convierta en otra Soucouyant. Para destruir a este ser mitológico cuenta la leyenda que se debe colocar sal gruesa en el mortero que contiene la piel de la soucouyant. Para alejarla de la casa, hay que regar granos de cereal en la puerta del hogar. No cabe duda que este ser mitológico tiene sus orígenes en temas como la brujería, la magia negra y el vudú.

El Umibozu es un espíritu del folklore japonés, el cual vive en el océano y se dedica a volcar las embarcaciones de todo aquél que ose a hablar de él o mencionarlo. Se dice que esta criatura tiene una cabeza grande y redonda, similar a la de un monje budista y que a veces toman formas fantasmales de náufragos y pescadores. Cuenta la leyenda que tienen un color gris y que su torso es una especie de nube. Para evitar la furia del umibozu, lo mejor será ofrendarle un barril vacío.


Escribe un comentario