Consejos para lavar un edredón nórdico

edredon-nordico

Si queréis lavar en casa el edredón nórdico, se puede elegir hacerlo a mano en una bañera o en la lavadora, si esta posee la capacidad suficiente para un artículo de gran tamaño. Es importante no colocarlo en la lavadora si esta última no es lo suficientemente grande porque podría estropear el electrodoméstico.

Antes de nada, cabe destacar que existen diferentes tipos de edredones nórdicos en función del material escogido para la fabricación, natural o sintético. De esta forma, será necesario consultar las instrucciones de lavado con el fin de comprobar que es posible lavarlos en casa. Dicho de otra forma, habrá que acudir a una tintorería para realizar una limpieza en seco.

Antes de lanzar el ciclo de lavado, hay que tratar previamente las manchas presentes en el edredón, con el fin de obtener un resultado mejor. Para ello, recomendamos usar un quitamanchas o frotarlas con jabón antes de meterlo dentro del tambor de la lavadora.

Luego se pone en marcha la lavadora, utilizando un jabón suave o escogiendo un ciclo delicado. Si se lava el edredón a máquina, sugerimos igualmente añadir dos o tres pelotas de tenis para que el movimiento no desplace el relleno del edredón y no termine apelmazándose.

También se aconseja utilizar un programa concebido para el lavado de ropa delicada, y si no sabéis si puede ser lavado con agua caliente en el caso de que no lo indique en la etiqueta, es preferible lavarlo en frío para evitar dañar el relleno.

Para secar el edredón, se puede utilizar la función secadora de la máquina de lavar, o ponerlo a secar a la sombra. La mejor técnica consiste en estirarlo al aire libre, en un lugar lo suficientemente grande para ello. Dicho de otra forma, para lavar un edredón mejor es esperar la llegada del buen tiempo para acelerar el secado.


Escribe un comentario