Consejos para desalar el bacalao

Bacalao salado

La salmuera es un procedimiento de conservación de los alimentos muy corriente, por ejemplo en el caso de los pescados como el bacalao. Sin embargo, esto implica un proceso de desalado previo antes de la preparación de la comida en cuestión, con el fin de retirar todo el exceso de sal. Desalar el bacalao no es complicado, pero requiere tiempo y paciencia para evitar obtener una comida demasiado salada.

Para retirar la sal de este pescado, es crucial cambiar el agua en la que se ha dejado metido el bacalao cada 8 horas al menos. El procedimiento de desalar el pescado varía en función del tamaño de los trozos, pero hay que dejar el bacalao en agua durante al menos dos o tres días completos.

Un método infalible para desalar el bacalao rápidamente consiste en meterlo en un poco de leche fría. En este caso, no es necesario cambiar la leche con la frecuencia con la que se cambia el agua. Basta con dejar el bacalao en la leche de dos a tres horas, el resultado es sorprendente.

Otro consejo para quitar la sal del bacalao puede ser ponerlo en un colador en el momento de meterlo en un recipiente lleno de agua. De esta forma evitamos que el pescado repose sobre la sal que va desprendiendo, y por consiguiente se desala mejor. También es importante colocar el pescado con la piel hacia arriba.

A pesar de que este consejo no es el más recomendable, por falta de tiempo se puede utilizar. Consiste en meter el bacalao en agua templada. De esta forma se acelera el proceso. También se puede desmigar el bacalao para que la sal se elimine más rápido y después utilizarlo para alguna receta que exija trocear el pescado.


Escribe un comentario